¿Guerra Comercial a la vista?…No llegará la sangre al río

Los mercados financieros tiemblan ante las posibles consecuencias de una guerra comercial global, desatada por las medidas arancelarias anunciadas por el presidente de EEUU, Donald Trump.

Trump espeta a China que reduzca su superávit comercial con EEUU en 100.000 millones de dólares (un 20% aproximado sobre el total). Esa petición viene acompañada de sanciones arancelarias por importe de 60.000 millones de dólares.

La realidad es que, pese a la firma del documento, las sanciones no tienen efecto práctico. Por el momento, se abre un periodo de consultas de dos semanas antes de cualquier medida efectiva.

Obviamente, China no aceptaría con pasividad estas medidas. El gigante asiático está preparando una respuesta arancelaría que probablemente se dirija a uno de los principales mercados de exportación americana a China, el agrícola.

Así, china atacaría a los estados productores de soja y sorgo, que son además feudos electorales de Trump.

En vista de lo anterior, y recurriendo a la historia, lo más probable parece que las medidas finales sean mucho menores a las anunciadas y la retórica utilizada hasta ahora se suavice. En ese escenario, el efecto sobre los mercados sería muy reducido.

Si la guerra comercial fuese a más, sería previsible un deterioro del crecimiento internacional y un cierto incremento de la aversión al riesgo focalizado en los sectores más expuestos al comercio internacional.

Gracias por vuestra atención,

J d L

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Email this to someone