#Francia: Elecciones Presidenciales

 

A dos días de la primera vuelta de las elecciones francesas, el auge populista y noticias como el atentado de los Campos Elíseos aumentan la incertidumbre sobre el resultado.

A diferencia de otros eventos, como las elecciones holandesas, estos comicios sí tienen potencial desestabilizador en los mercados. Sobre todo si ninguna de las dos opciones “moderadas” pasan a segunda vuelta.

Lo que parecía un claro duelo Macron-Le Pen, se ha convertido en una igualada partida a cuatro por la reciente subida de los candidatos Fillon (Centro-Derecha) y Melenchon (Izquierda “Radical”).

El sistema de doble vuelta francés ha beneficiado históricamente la alternancia en el poder de Centro-Derecha y Social-Democracia. Ese esquema podría quebrarse en esta cita electoral.

Los 4 candidatos, en resumen:

  • Macron: Ex-Ministro de Economía con Hollande, se presenta como independiente. Esto último le permite aparecer como un candidato que no pertenece “al sistema”. Liberal en lo económico aunque progresista en lo social.
  • Le Pen: Promete política económica nacionalista (Francia Primero), freno a la inmigración, lucha contra el crimen y “salvar” a Francia de la globalización saliendo de la Unión Europea. Todo ello con estilo populista.
  • Fillon: Ex-Primer Ministro en la era Sarkozy. Representa a la derecha tradicional  con promesas de reducción del gasto público, bajadas impositivas y reducción de funcionarios. Los escándalos de su pasado le han restado apoyo.
  • Melenchon: Candidato de la izquierda “radical”. Propone subida del salario mínimo, subida de impuestos a los “ricos” hasta el  90%, salida de la OTAN, reducción de la semana laboral y renegociación de los acuerdos con la Unión Europea (previo referéndum).

En vista de anterior, existen dos candidatos que mantendrían el statu quo (Macron y Fillon)  y dos que proponen reformar o romper la relación Francia-UE (Melenchon y Le Pen).

Todos los análisis apuntan lo siguiente como escenario central (aunque, en el último año, hemos visto grandes sorpresas electorales):

  • Le Pen pasaría a Segunda vuelta.
  • Si el otro candidato resulta uno de los dos moderados (Macron o Fillon), cualquiera de los dos se impondría a Le Pen en segunda vuelta.

El peor de los escenarios para los mercados sería un pase a la segunda vuelta de Le Pen y Melenchon. En ese caso, la segunda vuelta sería un “susto o muerte” para los mercados y la estabilidad del proyecto europeo.

Así pues, los mercados vuelven a afrontar un evento político con efecto dicotómico (positivo/negativo) con la unidad del proyecto europeo como valor en riesgo.

Gracias por vuestra atención,

J d L

 

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Email this to someone