¿Cómo han leído los #mercados las #eleccionescatalanas? sorpresa, sorpresa

Ríos de tinta han corrido y seguirán corriendo a propósito de las #eleccionescatalanas y las implicaciones económicas de su resultado a nivel regional, nacional y europeo.

Ha sido encarnizado el debate durante los últimos meses y enorme la preocupación por las repercusiones que puedan producirse en las economías catalana en particular y española en general. Sin lugar a dudas, el resultado obtenido en el día de ayer no hace más que complicar el escenario, en tanto en cuanto deja argumentos de victoria para ambos bandos (amén de subidas (C´s, CUP) y caídas (PP, UDC) individuales).

Si el resultado de ayer dará paso a una debacle económica en Cataluña o España o, si por el contrario, la economía continuará su senda de mejora, es una incógnita que solo el tiempo resolverá.

Lo que ya podemos saber es como los mercados han leído el resultado: Mejor hoy que ayer, y en clave de Elecciones Generales.

Puede sonar sorprendente, pero a la luz de la evolución de las bolsas y demás magnitudes económico-financieras, no parece que exista lectura más plausible.

Si el resultado hubiese alentado el miedo a invertir en España por las repercusiones negativas de la situación para sus empresas, la prima de riesgo habría sufrido repuntes importantes. ¿Qué ha ocurrido? La prima de riesgo se reduce en la sesión un 0,8% hasta los 133,5 puntos. Cerca de los niveles más bajos vistos desde 2010.

Si el resultado invitase a los inversores a “huir” de España, la bolsa española sufriría fuertes caídas. ¿Qué ha ocurrido? Pues aunque los pesimistas dirán que el Ibex cae por encima del punto porcentual, y no mienten, la lectura financiera más profunda debe considerar el comportamiento de la bolsa española con respecto al resto de mercados (especialmente europeos). En este sentido, el Ibex35 cae hoy casi la mitad que el selectivo europeo Eurostoxx50, por lo que la interpretación debe ser la de considerar un diferencial positivo a favor de la Bolsa española en una sesión negativa para los activos de riesgo a nivel internacional.

Y, ¿dónde encuentran los mercados argumentos para hacer una lectura positiva del resultado de ayer? Pues sin ánimo de aventurarnos en el terreno del análisis político (eso se lo dejamos a otros), la lectura del debilitamiento de partidos como Podemos de cara a las elecciones generales de final de año parece la explicación más probable. Más allá de ideologías, los mercados responden favorablemente a entornos de libre mercado, seguridad jurídica y posiciones políticas moderadas, lo cual se viene considerando durante los últimos meses en riesgo de consumarse el fortalecimiento de opciones extremas en el parlamento.

Gracias por vuestra atención,

J d L

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Email this to someone