Japón: #Abenomics en retirada por el soporte fundamental

La primera fase del #Abenomics, el mayor estímulo monetario de la historia, llega a su fin tres años después. El primer ministro japones ha anunciado una nueva estrategia de política económica cuyo foco principal se torna sobre  reformas estructurales para elevar el crecimiento potencial de la economía japonesa. Y es que, para poder lograr un crecimiento sostenido a largo plazo, no bastaría con aplicar medidas fiscales expansivas sobre la demanda agregada. En este sentido, es fundamental atajar los problemas estructurales  con medidas enfocadas a combatir el envejecimiento poblacional, incrementar la fuerza laboral y potenciar la productividad de los factores de producción (capital físico y humano).

La nueva estrategia, sin embargo, no romperá de lleno con el antiguo programa económico. El objetivo de combatir la deflación sigue estando presente en la mente del Ejecutivo, el cual ha manifestado un compromiso de seguir aplicando medidas de estímulo monetario hasta alcanzar la estabilidad de precios. De esta forma, el Banco de Japón (BoJ) ha introducido recientemente tipos de interés negativos en el tramo de exceso de reservas que depositan las entidades financieras en el banco central. A pesar de que existe un mayor margen de actuación por la vertiente fiscal y mediante reformas, no descartamos nuevas medidas de estímulo por parte del BoJ en 2016.

¿justifica el agotamiento de Abenomics el inicio de un ciclo bajista para el activo bursátil de Japón? Pensamos que no, al menos con vistas al presente ejercicio. Todavía vemos una conjunción de factores positivos para la bolsa nipona que justifica un posicionamiento estratégico de sobreponderación en la categoría de activo.

Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookShare on Google+Email this to someone